Buscar
  • Ramiro González Etchagüe

Derecho de piso

Actualizado: 24 de oct de 2019

Inauguración Galería LECHE Córdoba. Agosto 2019.


Participo con obras de la serie "Folding memories" y "Transpainting" de la muestra de apertura de la sede Córdoba de la Galería LECHE. Somos parte del "Art Weekend Córdoba" organizado por FARO (galeristas cordobeses), dentro del marco de la 7° edición de "Mercado de Arte Contemporáneo".

Curadora de la muestra y Directora de LECHE: Celestine Bazán



DERECHO DE PISO (*). LECHE CBA.

Me hago un huequito el martes, Me gustaría juntarme con vos y ver tu obra.

Y que veas las obras. Pasame la dire de la gale.

No tengan miedo de profundizar. No tenga vergüenza de su insatisfacción.

Un sólo día para montaje, tengo que comprar las cintas y las luces las puse yo también.

Le paga el café y el traslado de la obra.

Al otro no.

La sala más chica para el artista local. Le envié un mail al director del museo.

Qué es un dossier, pregunta. Todavía no me responde la curadora.

La curadora le dice te fuiste con la otra curadora y el museo te lo conseguí yo.

El valor del texto curatorial es la mitad del valor de la obra.

La galería se queda con el cincuenta por ciento de la obra.

Me vas a tener que perdonar pero no llego con la obra.

Puede ir a trastienda. El espacio expositivo es siempre un espacio narrativo.

Practicar el ateísmo del arte. Te dicen que sí pero no tienen presupuesto.

No sé cuántas obras necesitás.

Mañana en algún momento te mando fotos. Estoy abajo, toqué timbre pero no sé si sonó.

Y esta contradicción recorre todo acto poético. No regresa al museo sino al lugar de donde vino.

Puede estar en dos lugares a la vez.

La pregunta que deberíamos hacernos.

Sin embargo, esta instalación suya es vista, no sin razón, como un proyecto artístico.

Podés darte el lujo de darles un café. Tengamos objetivos de acá a veinte o treinta años.

Hay ferias que tienen una lista de espera.

Costo de la aplicación. Cada acto de creación resiste contra algo.

Amiguismo, a través de ello testimonian la no presencia de esa obra de arte. Una lotería en ese sentido. Rotular.

Es un artista, pero ateo y normal por completo. Aquellos que coinciden demasiado plenamente con la época, que encajan en cada punto perfectamente con ella, no son contemporáneos porque, justamente por ello, no logran verla, no pueden tener fija la mirada sobre ella.

Es decir, ser puntuales en una cita a la que se puede sólo faltar.

Y ser contemporáneos significa, en este sentido,

volver a un presente

en el cual nunca hemos estado.

(*)Texto curatorial Celestine Bazán



8 vistas

© 2019 | Ramiro González Etchagüe